quarta-feira, 4 de fevereiro de 2009

El Planeta Oculto - Donald A. Wollheim


INTRODUCCION
Todo el mundo conoce la estrella vespertina, esos raros brillantes sostenidos dominan
por una hora o dos el cielo crepuscular poco después de la puesta del sol.
Los madrugadores conocen también el Lucero del Alba que, en algunas épocas del año,
anuncia la salida del sol. El hombre moderno sabe que estos astros, en apariencia dispares, son el mismo, el planeta Venus, el más hermoso y brillante de los objetos celestiales, por ser el vecino planetario más próximo a nuestra madre Tierra.

Durante milenios los hombres se han maravillado ante su brillo rutilante y se han preguntado qué misterio oculta. Pero nos corresponde a nosotros, los que tendremos la suerte de vivir en 1960 y la década siguiente, y saber algo de lo que se oculta tras este misterio. Ha sido anunciado oficialmente que no tardarán ya mucho en realizarse las pruebas de lanzamiento de cohetes con el fin de cruzar el abismo de cincuenta millones de kilómetros que separa a ambos mundos en el momento de su mayor proximidad, con el fin de informar a los hombres que los lanzan sobre lo que se esconde bajo el velo del planeta oculto.

Lo que sabemos de Venus es escaso pero atractivo. Sabemos que por su peso y tamaño es un planeta gemelo de la Tierra: su diámetro es de 12.300 kilómetros y el de nuestro globo de 12.700. Sabemos que en Venus la intensidad de la gravedad es 0,88 de la terrestre, lo cual significa que 100 kilos sólo pesarían allí 88. Sabemos que posee una atmósfera espesa. Más próximo al Sol que la Tierra, a pesar de ello la temperatura que debe de reinar en algunos puntos de su superficie no resultaría un obstáculo para la vida.

Además, nadie sabe cómo es su superficie. Venus está cubierto eternamente por una densa capa de nubes compactas. Se desconoce la duración de su día... Las opiniones de los astrónomos varían sobre este punto, afirmando algunos que tiene una duración de veintidós horas, mientras otros sostienen que dura cuarenta y seis días de los nuestros.

Se desconoce por completo la naturaleza de su superficie; no se sabe si es un desierto, un océano o un lodazal. Incluso los elementos que constituyen su atmósfera están sujetos a polémica.

Estas cosas sólo podrá averiguarlas un cohete de pruebas. Gracias a él podremos saber también si su atmósfera contiene oxígeno y si hay agua en su superficie, sin lo cual la vida en Venus sería altamente improbable. Pero entretanto, y mientras esperamos que los cohetes inicien sus arriesgados viajes impulsados por la combustión de sus motores, podemos proyectar algunos de los posibles secretos del planeta oculto en la pantalla de la imaginación. En las cinco aventuras venusianas que se incluyen en este libro, seguramente existirán algunos extremos que resultarán proféticos. Por ello hay que leer El Planeta Oculto no sólo en busca de las emociones que solamente puede deparar la buena literatura de fantasía científica, sino también para atisbar lo que nos reserva el futuro.

ÍNDICE
Introducción
Expediente de campaña, Chad Oliver
Misión en Venus, J. T. McIntosh
Ignatz el gafe, Lester Del Rey
Los lotófagos, Stanley Weinbaum
Terror en el espacio, Leigh Brackett

El Planeta Oculto - Donald A. Wollheim [ Download ]